abril 09, 2010

Tren Concordia – Salto: ¿parte de un plan para favorecer a Botnia?

Ambientalistas se manifestarán durante la visita de Mujica a Concordia. Prometen que "no generarán provocación". Será durante la puesta en marcha del tramo ferroviario situado sobre la represa de Salto Grande.

La Asamblea Ciudadana Ambiental Gualeguaychú se movilizará el próximo sábado 24, cuando llegue el presidente uruguayo José Mujica a Concordia. Así lo resolvió la Asamblea, según informó a "Radio Máxia" la asambleísta Paola Robles.
"La intención es manifestarnos sin generar ningún tipo de provocación, entregar volantes para explicarle a la gente al servicio de quién van a estar esas vías", anticipó y dijo que el proyecto de trenes desde Concordia al Uruguay forma parte de un plan de saqueo.
"Nos pusimos a estudiar el tema y descubrimos que es parte de la implementación del IIRSA, este plan para toda Sudamérica, para la integración de toda la estructura para la extracción de materias primas a muy bajo costo, que va en tren hacia los puertos y dará grandes ganancias a los países centrales", dijo.
"Lo que nos dicen es que ya está implementándose el tramo Salto-Paysandú, y Paysandú - Fray Bentos y que está en curso el proyecto, y desde Fray Bentos al puerto de Nueva Palmira, eso estará puesto en función de la pasta de celulosa que produce Botnia y el traslado de materia prima", agregó.
  
IIRSA 2000: "Paguen obras para nosotros"
A continuación, se transcribe lo que dice sobre el IIRSA el periodista y escritor Fabián Magnotta en su recientemente publicado libro "Gualeguaychú, dos mil días de conflictos. El No a las Papeleras y el Grito del Campo".
En septiembre del año 2000, doce gobiernos sudamericanos, entre ellos Argentina (Presidencia De la Rúa) , aceptaron la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana (IIIRSA), proyecto coordinado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Corporación Andina de Fomento (CAF), y el Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata (FONPLATA).

Se expresa que "es un plan para construir la infraestructura necesaria para expoliar nuestros bienes naturales. Se construirán rutas, ferrocarriles, hidrovías, puertos, gasoductos, oleoductos, acueductos, telecomunicaciones. Tiene la particularidad de ser un tipo de integración gestionada en gran medida por las élites del sur, pero que beneficia a los sectores económicos dominantes del mercado internacional. Nuestros Estados se endeudan para construir estas obras".

El abogado ambientalista Jorge Daneri –uno de los impulsores de la lucha de Gualeguaychú contra las papeleras- advirtió que los objetivos básicos del IIRSA tienen que ver con el aumento de exportaciones de bienes naturales, producción agraria y minera de bajo valor agregado y elevado costo social y ambiental para nuestros pueblos. Construcción de mega obras: represas, hidrovías, carreteras, papeleras; todas funcionales al traslado planificado de la producción sucia de los países industrializados al cono sur. Y sin la inclusión de la opinión de la sociedad civil.

Rulli aporta que "el modelo de la soja es un sistema internacional, donde a la Argentina se le asignó el rol de proveer forrajes a otros países. Es un rol internacional, parecido a la vieja división del trabajo". Y así como Botnia es un modelo, la soja también forma parte de un modelo. 
Fuente: elentrerios.com 


Idea: Gabriel B. / Diseño y Colaboración José S.  
Todos los derechos reservados.
(en caso de copiar fotos o noticias propias de esta página citar por favor la dirección de la misma: http://ferrocarrilentrerriano.blogspot.com)

2 comentarios:

jorge sanguino dijo...

Yo no voy a discrepar con la existencia o no de un plan para sacar insumos a bajo costo poque no lo conozco ,pero me parece que esto no tiene nada que ver, estamos hablando de un tren de pasajeros que no va a sacar ninguna mercadería ni insumos. El servicio de cargas entre Concordia y Paysandu existe y eso sí podría ser parte del susodicho plan

Sergio Gustavo dijo...

Si compañeros! Esta es una noticia valiosísima. No podemos hablar de trenes sin hablar de política! Por política e intereses económicos los inglese se metieron en el siglo XIX y nos "coparon" las pampas con ferrocarriles. Por lo mismo el consenso de Washington ordenó "eliminar" el FFCC de nuestras tierras (en tiempos de Carlos Saúl). ¿Me siguen?. El IIRSA persigue lo mismo: sumirnos en el colonialismo, pero con infraestructura para continuar saqueando, en mejores condiciones, las riquezas naturales de nuestros países. Es así... y nosotros, los entrerrianos nos ponemos al servicio de este despojo por venir. Pucha que estamos COLONIZADOS! Con el tiempo "los gringos te lo van a agradecer" Urribarri. ¡Q' los parió!
Sergio M.