junio 28, 2010


Martes 25 de marzo de 1975.


Un coche motor que avanzaba hacia Paraná chocó con vagones de carga.

Se registraron muertos y heridos, prosiguen los trabajos para rescatar a las víctimas, amplio operativo de auxilio.

En un grave accidente ferroviario, ocurrido ayer alrededor de las 20.15 en las inmediaciones de la estación Parera del Ferrocarril General Urquiza, a unos 15 kilómetros de esta capital, un coche motor que provenía de Concordia embistió a un corte de vagón que se había desprendido de un tren carguero. La violenta colisión, que produjo un estrépito oído en una basta zona circunvecina, dejó un saldo de víctimas cuyo detalle se procuraba precisar, dado las dificultades del lugar, la hora y las modalidades del accidente.

El lugar del percance.

El choque se produjo en un terraplén, de aproximadamente 6 metros de altura, rodeado de cañaverales y malezas, todo lo cual dificultó en su momento las tareas de rescate de las víctimas. Los pesados vehículos quedaron sobre el terraplén, descarrilados, pero sin que cayeran al costado, lo que seguramente hubiera producido consecuencias mayores.


Ocurre el choque.

De conformidad a lo que ha podido constatarse, el coche motor  Fiat había salido de Concordia a las 15.20 tratándose del Nº 2304, y debía llegar a nuestra ciudad a las 20.40. Por si parte, también hacia Paraná y proveniente de El Pingo circulaba el tren Nº 3606 que debía arribar a Paraná a las 20.05. El Fiat estaba a cargo de los conductores Antonio Durán y Oscar Amado Valenzuela y los guardas Juan Carlos Ayala y Rufino Bogado, mientras que el carguero estaba a a cargo del guarda Julio Ernesto Bellingueri.
A la hora antes indicada, las 20.15 aproximadamente se produjo el encontronazo cuando el coche motor, sorpresivamente, se encontró con varios vagones del otro tren que circulaban en sentido contrario.

Puede determinarse posteriormente, según datos proporcionados por funcionarios ferroviarios, que se trataba de seis vagones y un furgón perteneciente al tren Nº 3606, los que llevaban postes de madera y que se habían desprendido emprendiendo su marcha en sentido inverso al de su avance.

Primeras informaciones.

La colisión, según vecinos de la zona que escucharon el fuertísimo ruido, debió haber sido violenta y espectacular, incrustándose la parte delantera del coche motor el el último vagón desprendido, tras haber destrozado al furgón que quedó reducido a un montón informe de hierro y madera.
Los destrosos en esa sección del Fiat fueron totales, registrándose de inmediato escenas de pánico entre el pasaje, que demandaba auxilio en una oscuridad que incrementaba el temor ante lo tremendo del choque. Sin embargo, los detrosos que se apreciaban a simple vista eran indicio de la magnitud del accidente.

Los auxilios.

Conocido el hecho, rapidamente se trasladaron todos los elementos de auxilio disponibles, varias dotaciones de personal policial de las comisarías de san Benito y Brete y de nuestra ciudad, unieron sus esfuerzos a cuadrillas ferroviarias de estación Parera y de Paraná. También colaboraron prontamente dotaciones de bomberos y personal de vialidad profecional que portó equipos de soldadura autógena para cortar la masa informe de metal en donde quedaron encerradas varias víctimas.
También se hicieron presentes en el lugar del accidente el Gobernador Sr, Enrique T. Cresto, el subsecretario de Obras Publicas Ingeniero Costa y el secretario de Cultura y Educación Sr. Julio Herrera quienes adoptaron rapidamente providencia para el rescate, traslado y atención de las víctimas.
Estas en diversos medios fueron traídas a establecimientos asistenciales de Paraná, comenzando la tarea penosa por sus motivos y la forma en que debía realizarse de contabilizar los muertos y heridos.

Eficaz labor de efectivos de aeronáutica.

Como señalamos anteriormente, personal de distintas reparticiones prestó su decidida colaboración para rescatar las víctimas del accidente, todo dentro de sus posibilidades materiales y dando muestras de solidaridad. Entre ellos, cabe destacar la tarea desplegada por los efectivos de la Segunda Brigada Aérea que concurrió con grupos electrógenos y abundante dotación de material y hombres demostrando eficacia y celeridad en su gestión.

Intervención policial y judicial.

En la sustanciación del sumario y por raciones jurisdiccionales, intervino personal de la Policia Federal que labra las actuaciones. También se hizo presente el juez federal Sr. Antonio Ernesto Pintos  compañía del secretario Uzín de Cerineo.

En el hospital San Martín:

A poco de difundidas las primeras noticia sobre el accidente, y a raíz del pedido de donante de sangre, mucho publico se fue reuniendo frente al hospital San Martín. El trancito había sido cortado en calle Soler(…) entre Gualeguaychú y Enrique Carbó, para facilitar el desplazamiento de las ambulancias  y vehículos policiales que llegaban al nosocomio.

El ulular de las sirenas cada vez que se trasladaba algún herido acentuaba el dramatismo del momento que se vivía.
Se advertía también la presurosa concurrencia al lugar de muchos médicos y personal auxiliar.
A las 24h habíase registrado la entrada de alrededor de 30 heridos, al parecer ninguno de estado de gravedad. En tanto a la morgue del hospital habían ingresado dos cadáveres pertenecientes a  personas adultas del sexo masculino.


El operativo asistencial.

A la hora antes indicada tuvimos oportunidad de dialogar con el secretario de salud publica de la provincia, quién se movilizó de inmediato ante la catástrofe, en compañía del subsecretario, Dr. Adolfo N. Raggo. Nos dijo el doctor Viviani que el operativo de sanidad se venía cumpliendo con absoluta normalidad, con suficiente cantidad de profesionales médicos y personal auxiliar.
Algunos médicos que habían estado en el lugar del accidente, comentaban aspectos de la catástrofe, coincidiendo todos en las dificultades existentes para poder determinar el número de víctimas fatales. Algunos arriesgaban la cifra de quince o veinte muertos respecto al número de pasajeros que viajaban en primera sección del coche motor.

Otros aspectos del trágico accidente ferroviario.

Puede apreciarse el estado en que quedó el coche motor, y un detalle del operativo de rescate de las víctimas efectuados por el personal de distintas reparticiones que prestaron su colaboración en el percance que conmocionó la ciudad.


La tragedia conmocionó nuestra ciudad.

Numero de víctima: A las dos de la mañana, según hesitaciones recogidas en el lugar del hecho, se calculaba que el número de víctimas fatales podría llegar a diez, mientras que el número de heridos era de treinta, a lo que debía sumarse algunos contusos. En tanto se seguía trabajando activamente, para  retirar las víctimas entre los hierros retorcidos y determinar así el número de muerto. 

Identifican un cadáver.

A  las una y treinta fue identificado el cadáver de una de las personas, que se encontraba en la morgue del hospital San Martín. Se  trataba de Arzenio Montiel, estafetero del correo, con residencia en Concordia, de unos cincuenta años de edad.

Los heridos del hospital ferroviario.

Se encontraban asistidos de heridas menores y contusione: Fermín Elso Zeballos cincuenta y seis años (encargado de galpón de maquinas de Strobel) ; la señora Luisa de Benítez, cincuenta y nueve años (con dirección en El Pingo, lugar donde había tomado el coche motor) y el joven Luis Alberto Giúdice, veinte y dos años (ferroviario domiciliado en Monte Casero, Corrientes) quienes viajaban el  segundo coche del Fiat.

El señor Zeballos relató que “pasando el puente y a tomar el conductor con precaución la curva existente en el lugar, se sintió un estruendo, cayendo pasajeros y valijas, mientras todo quedaba a oscuras. Los coches eran un motriz y un libre, este quedó en la vía y la motriz que iba a delante lo alcance a ver montado sobre vagones de carga. Confieso que en mis 30 años como ferroviario no he visto un accidente tan tremendo como este”.
Por su parte la Sra. de Benitez visiblemente trastornada, se limitó a manifestar: “¡Que desastre, creo que en el primer vagón no ha quedado ninguno con vida!”.

El joven Giúdice manifestó: “Yo venia en el primer coche, en el segundo asiento conversando con los estafeteros del correo y un minuto antes del choque me había pasado a la seccion de atrás para invitar a un amigo Ábalos a ver la película “El exorcista”. Eso me salvó la vida. Cuando se produjo el choque que pareció una explosión, quedó todo a oscuras, pudimos auxiliar a algunos, salimos a afuera y nos tiramos del terraplén, en ese momento pasaba una camioneta Rambler, dimos aviso al conductor del accidente quien fue a la policía”.




Víctimas asistidas en el Hospital San Martín.

Los heridos asistidos en dicho nosocomio son los siguentes: Emilio Gotte (54 años), Oscar Claro (39), Miriam Gogorza (14), Roque O. Jaime (17), Ana María Boleas (32), Amalia Tulleret, Oscar Larrosa (42), José M. Ramírez (20), Benjamín Buyatti, Luis Buyatti (65), Álvaro Chávez (24), Bartolomé Ruiz Díaz, Julia de Sommer (40), Alfredo Ábalos (41), Oscar Valenzuela (49), Petronila Ocampo (19), Arnaldo E. Suárez (18), Jacobo Vicente (24), Ángela Arrica (36), Juan C. Borda (22), Sergio Pastorini (16), Andrés Pastorini (20), Oscar Rodriguez, Miguel Giordano (21), L. M. Martínez de 42 años.

En el hospital de niños: Noemí Estela Rodriguez, 8 años de edad con domicilio en Federal desde donde viajaba, que sufrió quemaduras de segundo grado quedando internada, un hermano de esta que solo acusó la tensión nerviosa del momento, un niño de 6 meses Luis Telliechea de Concordia, con traumatismo de cara y una lactante de tres meses con traumatismos leves de cráneo cuya madre fue internada en el hospital San Martín. Los tres últimos menos fueron retirados por familiares.


COMUNICADO DE LA GERENCIA DEL FERROCARRIL URQUIZA.

Con relación al accidente ferroviario del lunes, la gerencia del ferrocarril General Urquiza emitió ayer el siguiente comunicado: “Siendo las 20.40 Hs. del día 24 del corriente, en el tren Nº 3606 que corría de la estación El Pingo a Paraná, pasando la estación Ramón A. Parera, se fraccionó un corte de 5 (cinco) vagones constituido por un furgón de cola, dos bordes altos metálicos y res tolvas piedreros. Este corte retrocediendo, debido a la fuerte pendiente existente en el lugar, pasó por la estación Parera sin control y embistió al tren 2304 compuesto por un coche Fiat motriz y un acoplado que había salido por tener vía libre de la estación La Picada.
El lugar del accidente se ubica aproximadamente a 1.500 metros antes de llegar a la estación Parera.

Como resultado del fuerte impacto, quedó destruida gran parte del frente del coche motriz Nº 5936 dando como resultado el lamentable saldo de pérdidas de vida y heridos en pasajeros y personal ferroviario.
El Ferrocarril General Urquiza se hace un deber en señalar la profunda sensibilidad demostrada en la emergencia por el señor gobernador de la provincia y su equipo de colaboradores, como asi también por las fuerzas armadas institucionales y población en general evidenciada con la ayuda de médicos, elementos sanitarios, ambulancias y equipos de auxilio.

Desde el momento de conocerse el desgraciado episodio el Sr. Secretario de transporte y el Sr. Presidente de Ferrocarriles Argentinos, estuvieron en permanente contacto con el Sr. Gerente de línea que se hallaba en el lugar del accidente para informarse y disponer las medidas que las circunstancias indicaran.
Ferrocarriles Argentinos, dispuso la constitución de una comisión técnica para determinar las causas que dieron origen al mismo y evaluar la magnitud de los daños ocasionados”.



Miercoles 26 de marzo de 1975

Concluyeron tareas de rescate de las víctimas de la tragedia ferroviaria.

 A diez muertos asciende el saldo fatal. Se realizan pericias.

En la mañana de ayer concluyeron las tareas de rescate de las víctimas fatales registradas en el accidente ferroviario ocurrido a dos kilómetros de la estación Parera.
Con la luz del día fue dable apreciar en detalle la magnitud de los daños sufridos por el coche motor Fiat que venía de Concordia a Paraná como también los registrados en los vagones del tren carguero. En las fotografías pueden apreciarse distintos aspectos de los arduos trabajos realizados. (foto el diario)
Asciende a diez el número de víctimas fatales del accidente ferroviario ocurrido el lunes a las 20.15 hs. aproximadamente, cerca de estación Parera.
Según se ha establecido a la altura del kilómetro 167 se produjo el violentísimo impacto calculándose que sumóse a la velocidad de los vagones en ese instante (60km/H según estimaciones) la del coche motor Fiat (70 Km/H) lo que da una idea de la magnitud del encontronazo.


Rescate de víctimas y libramiento de vías.

El amplio operativo de auxilio desplegado desde el momento mismo del accidente por diversas reparticiones, según informamos es la edición de la víspera culminó en el día de hoy. A las ocho terminó la recuperación de las víctimas de la parte delantera del coche motor, tarea improba por cuanto la masa de hierros que formaba con la parte trasera del carguero terminó que varios cuerpos quedaran aprisionados.

A las 15.30 quedaron libradas las vías con la acción del tren de auxilio del F.N.G.U.
Con guinche y accesorios se trasladaban anoche los vagones y coches afectados hacia la planta de operaciones en Paraná. Provisoriamente se dispuso que el tráfico a Concordia se realizara igualmente por Crespo pues por prevenciones no se utilizaba entonces el ramal de Pingo, estimándose que en la fecha quedaría normalizado el trayecto regular.


El lugar del accidente, junio de 2010.




2 comentarios:

Omar Rodolfo dijo...

Compañeros: En èste luctuoso accidente tambièn falleciò Luis E. Ruiz, auxiliar relevante, quien se encontraba efectuando un relevo en Estaciòn Las Garzas, y viajaba en la cabina de aquel coche. Lo comento porque no vi que su nombre fuera mencionado en la nota, y me pareciò importante recordarlo. Eran mis primeros quince dìas de ferroviario, y èste compañero habìa estado relevando en Estaciòn El Redomòn junto a mi padre, que era jefe de estaciòn allì. Muchas gracias por permitirme acercarles èste comentario.

Aldo Martinez dijo...

Mi abuela MARIA LUCRECIA MARTINEZ viajaba en el segundo vagón...viajaba desde Bovril hacia Paraná.. gracias A Dios por permitirme disfrutarla hasta el 2001...